Historia de Grecia

Historia de Grecia

La antigua Grecia ha sido la cuna del progreso occidental. Su filosofía, el teatro, la medicina, el arte, la democracia y el deporte han marcado la cultura de todos nosotros y, aún hoy, la historia de Grecia se percibe detrás de nuestra cotidianidad y nuestro mundo.

La prehistoria

Los primeros asentamientos humanos aparecen 40 mil años antes de Cristo, sobre todo en la parte septentrional de la actual Grecia. A continuación se formaron varias áreas regionales, correspondientes a Grecia Continental, área “helladica”, a Creta, área “minoica”, al Egeo, área “cicládica”, y a Asia Menor, área “troyana”.

La civilización micénica

A finales del III milenio a.C., el área griega se desarrolla en dos vías diferentes: Creta y las Cícladas se caracterizan por la expansión de las ciudades y por el mantenimiento de un nivel de intercambios intenso, mientras que en el Peloponeso y en Grecia Central y Septentrional se da una decisiva regresión cultural. Entre los siglos XVI y la primera mitad del XV a.C. en muchas áreas de Grecia Meridional y Central se desarrollan las comunidades micénicas que, durante el siglo XV a.C., inician la expansión por el Egeo: en Chipre, en Asia Menor y en Egipto. Los Micénicos sustituyeron a los cretenses y, entre el 1.300 y el 1.200 a.C., a su cultura, con el desarrollo definitivo de la arquitectura de los palacios, se encuentra en el ápice en Micenas, Tirinto, Pilos, Atenas, Tebe y Orcomeno. Respecto a la civilización minoica, se distingue la colocación de los asentamientos en lugares bien defendibles y fortificados.

El periodo arcaico

El periodo arcaico se prolonga hasta el siglo VIII a.C.. Grecia, lentamente sale de la regresión micénica, retoma los intercambios económicos, las actividades agrícolas y productivas, el crecimiento demográfico, el desarrollo de lugares de culto, la formación de núcleos urbanos y el redescubrimiento de la escritura. Durante el período arcaico alto, Grecia tiene aún una elevada caracterización regional, dividiéndose en:

  • Grecia Occidental: en conjunto, retrasada y carente de sitios importantes.
  • Grecia Central (Tesalia, Locride, Beozia): unitaria culturalmente.
  • Ática: muy desarrollada tecnológicamente, en el campo de la cerámica y de la elaboración del hierro, en constante contacto con Oriente.
  • Eubea: privilegiada por la riqueza en hierro.
  • Peloponeso Oriental:rico en centros de culto como Corinto, Argos y Megara.

La antigüedad clásica

El comienzo del período griego antiguo coincide, tradicionalmente, con la fecha de la I Olimpiada (776 a.C.). Por su parte, la fecha tradicional para el final del período griego antiguo coincide con la muerte de Alejandro Magno, en el 323 a.C., o con la integración de Grecia en el Imperio romano en el 146 a.C.. Durante el siglo VIII a.C., los poderes que eran del soberano micénico pasan progresivamente en las manos de los cabeza de familia de las familias más aristocráticas, que se repartieron las competencias del monarca. Los asentamientos urbanos renovados toman el nombre de póleis. La polis es una sociedad política, una estructurada entorno a la noción de ciudadanía y a la ideología comunitaria. Las nuevas ciudades se desarrollan alrededor del templo de la Divinidad protectora y en el ágora, la grande plaza en la que el pueblos se reunía y tomaba las decisiones colectivas relacionadas con la vida civil de las polis.

Estado federal

Junto con la Grecia de las polis, o estado ciudadano, fin del arcaísmo, existe el Estado Federal, compuesto por las diferentes etnias que habitaban la región. El Estado Federal se caracteriza por la coexistencia de una ciudadanía federal con una ciudadanía local. En el siglo IV a.C., con el debilitamiento de la polis, los estados federales adquieren progresivamente una función mayor.

Las colonias griegas

Entre los siglos VIII y VII a.C., los colonos griegos se establecen sobre las costas del sur de Italia (Basilicata, Calabria, Campania, Apulia) y fundan varias ciudades que, hacia el siglo III a.C., se declaran parte de Magna Grecia y que durante el siglo III a.C. se anexionan a Roma.

Período helenístico

Filipo II de Macedonia, en el 346 a.C., consigue imponer la paz y la unidad entre las diferentes polis. Tras las conquistas del hijo Alejandro Magno, la cultura griega se une con la de Asia Menor, Eurasia, Asia Central, Siria, Mesopotamia, Irán, África del Norte e India, naciendo así una civilización- dicha helenística- que aún hoy es un modelo insuperado de filosofía, religión, ciencia y arte. Esta civilización se difunde desde el Océano Atlántico hasta India, y su cultura da un impulso notable al derecho, la economía y la política que posteriormente serán en la base de la civilización romana. La verdadera edad helenística, convencionalmente, inicia en el 323 a.C., año de la muerte de Alejandro, y termina con la conquista de Egipto por los romanos (batalla de Accio del 31 a.C.).

Dominación romana

Atenas, Pérgamo y Rodas, atacadas por Filipo y por Siria, invocan la protección de Roma, que acababa de finalizar la Segunda Guerra Púnica contra los cartaginenses. Grecia se convierte en un protectorado romano en el 146 a.C., mientras que las islas del Egeo entraron a formar parte en el 133 a.C.. Grecia llega a ser una de las provincias clave en el Imperio romano. La cultura romana se heleniza y Roma lleva a Grecia el propio derecho, sus propias instituciones y tecnología civil y militar. La pax romana permite a Grecia prosperar económicamente y socialmente hasta el período de las invasiones bárbaras. A partir de la segunda mitad del I siglo, Grecia y el Oriente helenizado (Asia menor en particular) comienzan a cristianizarse. En el siglo V d.C., con la destrucción del Imperio debida a las invasiones bárbaras o germánicas, Grecia fue invadida y saqueada. Si bien permanece en el interior del Imperio romano de Oriente, Grecia asume una posición marginal y en  muchas de sus ciudades inicia un proceso de decadencia gradual e imparable.

La península griega en el período medieval y bajo la dominación turca

Las cruzadas transformaron Constantinopla en la capital del Imperio Latino y Grecia continúa siendo uno de los baluartes de la cristiandad hasta la conquista por el imperio otomano, el 29 de mayo del 1453.

Edad Contemporánea

Los turcos dominan Grecia hasta los primeros decenios del siglo XIX. En el 1821, con la Guerra de la independencia griega, los griegos declaran la independencia del país, a la que se llega oficialmente tan sólo en el 1829. El danés Jorge I sustituye a Otón I al frente del país. En la I guerra mundial, Grecia entra en la parte de los futuros vencedores y consigue obtener una extensión territorial hacia el este. Al final de la II guerra mundial, Grecia es liberada por los nazis alemanes, pero es golpeada por una larga guerra civil. Las fuerzas gubernamentales del rey superan a los comunistas y Grecia se convierte en un protectorado de los EE.UU. En el 1974, la dictadura cae a continuación de la conquista del norte de Chipre por parte de los turcos y en Grecia regresa la democracia. Se inicia el proceso que lleva a Grecia a la integración en la Comunidad Europea.

¿Es útil para ti este artículo?

Ttu opinión es muy importante para nosotros, vamos a saber lo que piensa con las estrellas