Sitios Patrimonio de la Unesco en Grecia

Desde la fecha de ratificación de la Convención, el 17 de julio de 1981, hasta la fecha, Grecia ha inscrito 18 sitios en la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.
Busca Hoteles, Apartamentos y Casas

Desde la fecha de la sanción de la Convención, el 17 de julio del 1981, hasta hoy, Grecia ha inscrito en la lista del Patrimonio universal de la Unesco 18 lugares; desde la Acrópolis hasta Olimpia, desde el Monte Athos hasta la isla de Delos, todos merecen una visita.

Templo de Apolo Epicurio en Bassae

Patrimonio Unesco desde el 1986

El templo de Apolo Epicurio se encuentra en una posición aislada cerca de la ciudad de Bassae, en el Peloponeso, a 1131 metros sobre el nivel del mar. El templo, grande e imponente, fue construido entre el 450 y el 425 a.C. por Ictino, el arquitecto del Partenón. El templo está dedicado a Apolo, dios del sol y de la salud, que salvó la ciudad de la peste del siglo V a.C., y su arquitectura combina elementos de los estilos dórico, jónico y corintio.

El templo, realizado en piedra caliza grilla con decoraciones en mármol, ha sido construido sobre unos cimientos edificados expresamente para ello y se orienta a lo largo de la directriz norte-sur en lugar de la canónica este-oeste. El friso estaba sostenido por semicolumnas jónicas y tenía treinta y un  metros de longitud,  y estaba constituído por 23 planchas de mármol, de las cuales doce representaban las batallas entre los Griegos y los Amazonas y los once restantes, las batallas entre Lápitas y Centauros.

Sitio arqueológico de Delfos

Patrimonio Unesco desde el 1987

El área arqueológica del santuario panhelénico de Delfos se extiende sobre la ladera del monte Parnaso, en Grecia central, y en la antigüedad era el centro del mundo griego, la sede del oráculo más importante y venerado del dios Apolo. Forman parte de este área arqueológica el templo dedicado al Apolo Delfico, el famoso teatro y el estadio de los Juegos Píticos.

Delfos, en el siglo VI a.C., era el centro religioso y el símbolo de la unidad del mundo griego antiguo. El Templo de Apolo que data del siglo IV a.C. y fue erigido justo sobre los restos de un templo precedente del sigloVI a.C., el Tesoro de los Atenienses es un pequeño edificio en estilo dórico, con dos columnas  delante, rico en decoraciones en relieve, contruído en el siglo VI a.C. para acoger las ofertas de los atenienses a Apolo. La Stoa de los Atenienses está construido en estilo jónico y está compuesto de siete columnas estriadas, cada una de ellas compuesta por una sola piedra, y debía acoger los trofeos de las victorias navales de los atenienses sobre los persas.

Las ruinas visibles del Teatro datan del periodo imperial romano mientras que el Estadio fue erigido en el siglo V a.C. y restructurado en el período romano cuando fueron añadidos los asientos y la entrada monumental.

Acrópolis de Atenas

Patrimonio Unesco desde el 1987

La Acrópolis de Atenas, dedicada a la diosa Atenea, es el monumento más importante de Grecia y símbolo indiscutible de la grandeza de la antigua civilización griega. El complejo arquitectónico fue construido sobre una colina sagrada, a 70 metros de altura, en una posición dominante con respecto a la ciudad de Atenas, y comprende el edificio del Partenón, el Erecteión y el Templo de Atenea Niké, los Propileos, construidos en el siglo V a.C. bajo el dominio del estadista Pericles según el proyecto del escultor Fidias.

La llanura en la cima de la roca sagrada, de 150 metros de ancho y 300 de largo, acogía también edificios públicos donde se desarrollaban las principales actividades de la sociedad ateniense.

En el 2009 se abrió al público el nuevo Museo de la Acrópolis donde se custodian algunas esculturas procedentes del yacimiento arqueológico. La Acrópolis y el Partenón pueden ser observados desde gran parte de la ciudad de Atenas.

Monasterios del Monte Athos

Patrimonio Unesco desde el 1988

El Monte Athos, Όρος Άθως  en griego, es un centro espiritual ortodoxo que ocupa la península más oriental de la región Calcídica y está habitado por 1500 monjes aproximadamente. La entrada a la zona, que comprende 20 monasterios de diferentes estilos arquitectónicos y de gran importancia, está sujeta a restricciones especiales por parte de los monjes, que la consideran una tierra sagrada. El Monte Athos custodia numerosos tesoros artísticosa: antiguos manuscritos, iconos y frescos pintados por los representantes de la pintura bizantina más ilustres, Teofane el Griego y Manuele Panselinos.

La montaña sagrada está vetada a mujeres y niños.

Meteora

Patrimonio Unesco desde el 1988

Meteora se encuentra en la zona septentrional de Grecia, en el borde noroccidental de la llanura de Tesalia, y es un centro importante para la iglesia ortodoxa, la segunda área monástica y de peregrinación en Grecia después del Monte Athos, pero también famosa meta turística.

Su belleza se debe a la presencia de numerosos monasterios construidos en la cima de torres rocosas naturales, a 400 metros del suelo. La belleza de esta selva de piedra que combina perfectamente el paisaje natural y la arquitectura, enamora a los visitantes.

Los primeros monjes se refugiaron en estas alturas en el siglo XI y desde entonces varios monasteios se han construido de los cuales sobreviven actualmente sólo seis estructuras de las 20 originales.

Monumentos paleocristianos y bizantinos de Salónica

Patrimonio Unesco desde el 1988

Salónica, o Tesalónica, es la segunda ciudad de Grecia. La ciudad es un centro de arte de renombre y presume de la presencia de iglesias bizantinas importantes como las de Acheiropoiitos, Agios Dimitrios y el monasterio de Latomou.

Fundada en el 315 a.C. por Casandro que le dio el nombre de su mujer Thessalonik, la ciudad de Salónica fue un puerto cosmopolita y una de las primeras bases para la difusión del cristianismo y todo ello se refleja en sus importantes iglesias y monumentos.

Sitio arqueológico del Epidauro

Patrimonio Unesco desde el 1988

Epidauro, Επίδαυρος en griego, es una pequeña ciudad de la Argólida, en la bahía de Metana en el Peloponeso, famosa por su santuario dedicado a Asclepio, dios de las curaciones, que tuvo gran fama a partir del siglo IV a.C., y por su teatro, obra de Policleto el Joven, construido en el siglo III a.C. con una cávea (graderío) muy amplia y una orquesta (escena) circular, bien conservado y en el que aún hoy tienen lugar representaciones y eventos.

Restos de la ciudad se encuentran en la acrópolis de la península de Acte, la actual Nisi, donde se identifican los templos de Atenea Cisea y Artemisa. En el recinto sagrado, delimitado por murallas y pórticos y con propileos monumentales, surgía el templo en estilo dórico del dios Asclepio, construido en roca caliza y adornado con decoraciones preciosas y esculturas en los frontones.

En el estadio y en el hipódromo se desarrollaban los juegos panhelénicos, cada 4 años.

Ciudad medieval de Rodas

Patrimonio Unesco desde el 1988

La ciudad medieval de Rodas, protegida por las murallas de 4 kilómetros de longitud construidas por los Caballeros de San Juan durante la ocupación del 1309 al 1523, está considerada un obra maestra de la arquitectura militar. La ciudad custodia el barrio Collacchio, el palacio de la Armería, el Hospital de los Caballeros, el Palacio del Gran Maestro y la calle de los Caballeros.

Rodas está dividida en ciudad alta al norte y ciudad baja al sudoeste.

Mistrá

Patrimonio Unesco desde el 1989

Mistrá, o Mystras, es una ciudad fortificada del Peloponeso meridional, a 6 kilómetros de Esparta, construída con forma de anfiteatro entorno a la fortaleza edificada en el 1249 sobre la pendiente de una colina. La ciudad fue abandonada en el 1832 cuando se fundó la moderna Esparta por el rey Otón, dejando en pie sólo las ruinas medievales, en un marco de un paisaje bellísimo.

La ciudad, durante los siglos, ha sufrido influencia bizantina, turca y veneciana.

Sitio arqueológico de Olimpia

Patrimonio Unesco desde el 1989

Olimpia es la antigua ciudad del Peloponeso sede de los Juegos Olímpicos, que tienen lugar cada 4 años a partir del 776 a.C.,  y lugar de culto de gran importancia. Llamada también el Valle de los Dioses, Olimpia ya en el siglo X a.C. llegó a ser el centro de culto de Zeus y los restos de templos antiguos, teatros y monumentos subrayan su importancia. El templo más famoso de Olimpia es justo el erigido en honor a Zeus donde se encontraba la estatua del dios realizada por Fidias, el escultor que dio vida también al Partenón de Atenas, e incluida entre las siete maravillas del mundo.

Olimpia tiene una de las mayores concentraciones de obras maestras del mundo griego antiguo y dista menos de 4 horas de Atenas y a sólo una hora de Patrás.

Isla de Delos

Patrimonio Unesco desde el 1990

La pequeña isla de Delos, forma parte del archipiélago de las Cícladas, y se encuentra cerca de la isla de Miconos. La isla que, según la mitología griega, vio nacer a Apolo, uno de los más importantes en el panteón helénico, hijo de Zeus y Leto, está deshabitada actualmente y es un inmenso yacimiento arqueológico que custodia numerosos monumentos como el antiguo teatro, la colosal estatua de Apolo, el keratón, altar en honor de Apolo, una de las siete maravillas del mundo antiguo.

Se estima que el yacimiento arqueológico se extienda sobre 95 hectáreas pero hasta hoy se han excavado sólo 25 hectáreas. Las excavaciones han individualizado 4 áreas principales: la llanura costera en la zona nororiental de la isla donde se encuentran el Santuario de Apolo, el Ágora de los Competaliastas, el Ágora de los Delians, el área del Lago Sagrado, con el Ágora de Teofrasto, el Ágora de los italianos, la célebre Terraza de los Leones, la institución de los posidoniastas de Bérytos, la zona del Monte Kynthos comprende la Terraza de los Santuarios de los Dioses extranjeros y el Hereo y, finalmente, la cuarta área custodia los restos del teatro.

Monasterios de Dafni, Ossios Loukás y Néa Moní

Patrimonio Unesco desde el 1990

Estos tres monasterios son excelentes ejemplos de arquitectura religiosa del período bizantino central. El espacio central octogonal circundado por una serie de ensenadas que forman un cuadrado y definen una jerarquía de volúmenes y funciones y permiten la actuación de un vasto programa iconográfico y decorativo.

A lo largo de la antigua Vía Sagrada, que de Atenas conducía a Eleusi, a 11 kilómetros al oeste de la capital griega, se encuentra el monasterio de Dafni. Este edificio ha sido construido por primera vez a principios del siglo VI para cristianizar el área donde se encontraban los vestigios de un antiguo Santuario dedicado a dios Apolo y en el curso de los siglos ha sido remodelado varias veces. La iglesia visible hoy día fue construida con una planta en cruz con una gran cúpula sostenida de penachos que definen un espacio octogonal. Las decoraciones se remontan a los siglos XI y XII.

El monasterio de Ossios Loukás se encuentra en los alrededores de la cima de Distomo, a 37 kilómetros de Delfi, y custodia la tumba de su fundador, el ermitaño San Loukas. La cúpula tiene un diámetro de 9 metros y se apoya sobre un tambor perforado con dieciséis ventanas, y sujeto en tres lados por arcadas abovedadas.

El monasterio de Néa Moní se encuentra en la isla de Chío. Se construyó durante el siglo XI y fue consagrado a la Asunción de la Virgen María. La cúpola tiene un diámetro de 7 metros y se apoya en un proyacto arquitectónico más bien rústico.

El Pitagoreión y el Hereo de Samos

Patrimonio Unesco desde el 1992

Sea el Pitagoreión que el Hereo son dos yacimientos arqueológicos presentes en la isla de Samos, en el Egeo oriental, cerca de las costas de Asia Menor.

El Pitagoreión es un antiguo puerto fortificado que se encuentra en un puerto natural protegido por altas montañas a sus espaldas y que es testimonio de la potencia mercantil de la isla durante el mundo griego en el siglo VI a.C. y que ya en el siglo XVI a.C. constituía un asentamiento importante, y lo hace gracias también a la importancia de los restos arqueológicos que aún hoy impresionan la visitante.

La ciudad antigua comprendía un acueducto, alcantarillado, edificios públicos, santuarios y templos, ágora, termas romanas, estadio y casas. Una de las características más famosas del Pitagoreión es el acueducto construido en el 550 a.C. por el arquitecto Eupalino, un túnel de 1.036 metros que atraviesa la montaña en modo de poder abastecer de agua la capital de Samos. El acueducto era invisible a los enemigos para que no fuera destruido durante los asedios sufridos por la isla.

En la ciudad antigua se encuentra también el maravilloso Templo de Hera, conocido también como Hereo. Construido por primera vez en el siglo VIII a.C., fue el primer templo en presentar columnas entorno al peristilo y en tener una doble fila de columnas en el frente. Reconstruído en el 570 a.C., la estructura tenía dimensiones colosales, tenía 80 metros de largo y 45 de ancho, e introdujo el estilo jónico. El complejo alrededor del Hereo incluye altares, templos más pequeños y bases de estatuas, todo ello situado en el interior del santuario, junto con los restos de una basílica cristiana del siglo V.

Sitio arqueológico de Vergina

Patrimonio Unesco desde el 1996

En Macedonia central, en Grecia septentrional, en las cercanías de Vergina, se encuentra la antigua ciudad de Egas, la primera capital del antiguo reino de Macedonia. Descubierta sólo en 1977, la zona comprende los vestigios de esta gran ciudad, entre ellos los más importantes son el palacio monumental decorado con mosaicos y estucos pintados, una acrópolis, el teatro algunos santuarios y edificios privados y la necrópolis con más de 300 túmulos entre ellos la tumba de Filipo II.

La tumba del padre de Alejandro Magno es un túmulo artificial conservado intacto hasta nuestros días y donde se puede admirar un fresco pintado con escenas de caza. Además de la tumba de Filipo II se encuentran otros dos túmulos reales: la Tumba del Príncipe y otra muy estropeada y saqueada perteneciente al siglo III a.C.

Alguno de los restos más importantes hallados son las dos hurnas de oro, que contienen los huesos de Filipo II y de una de sus mujeres, dos de roble y una guirnalda de mirto dorada usada por los muertos reales.

Sitio arqueológico de Micenas y Tirinto

Patrimonio Unesco desde el 1999

Micenas en el segundo milenio a.C. fue una gran fortaleza militar de entre las más importantes de la civilización griega y está situada en la llanura de Argólida, a 90 kilómetros al sudoeste de Atenas, en la parte nororiental del Peloponeso. Aquí fueron descubiertas las tumbas de algunos reyes, la célebre Puerta de los Leones, la tumba de Agamenón y el palacio real. De la antigua ciudad de Tirinto quedan restos de la muralla, un recinto ciclópeo del siglo XIII a.C., y las ruinas del Palacio Real.

Desde la colina en la que se encuentran los vestigios del palacio, se puede admirar una vista espléndida del Golfo de Sarónico y no sólo. La ciudad de Argólida se encuentra a 7 kilómetros, mientras Corinto, con su famoso canal, se encuentra a menos de 50 kilómetros al norte.

Centro histórico de Patmos

Patrimonio Unesco desde el 1999

El centro histórico de Patmos, o Choro, es la capital de la isla homónima del archipiélago del Dodecaneso, en el Mar Egeo, y es un lugar de peregrinaje y de notable interés artístico donde las ceremonias religiosas se practican aún en la forma original de los primeros períodos del cristianismo. No sólo éso, de interés excepcional son la arquitectura de la isla y de la capital.

El monasterio de San Juan Evangelista y la Cueva del Apocalipsis son los lugares en los que el apóstol escribió las obras más sagradas de la Cristiandad: el Evangelio y el Apocalipsis.

Antigua Ciudad de Corfú

Patrimonio Unesco desde el 2007

La Antigua Ciudad de Corfú, o Kerkira, se encuentra en la zona oriental de la isla de Corfú con vistas a las costas de Albania y de Grecia. Los callejones estrechos y tortuosos de la ciudad vieja esconden magníficas placitas donde se mezclan, en perfecto equilibrio y con mucho encanto, arquitectura italiana, francesa, inglesa y , naturalmente, griega.

Residencias antiguas, pequeñas iglesias, pequeños tiendas de orfebrería se suceden enclavándose en las 3 ciudadelas venecianas de la ciudad y en los edificios neoclásicos convirtiendo su centro histórico en una joya única declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco en el 2007.

El barrio más fascinante es el Campiello rico de escalinatas de piedra, placitas empedradas y patios escondidos. Más al sur, hacia el barrio de Spilia, se encuentra el edificio más antiguo de la ciudad, que data del 1497, con un balcón que recuerda al de Romeo y Julieta.

El Liston es un edificio construido bajo la dominación francesa, proyectado por el ingeniero Lesseps, con un pórtico lleno de restaurantes y cafés, es el centro de la vida social para los isleños mientras el Palacio de Los Santos Miguel y Jorge es, sin embargo, un edificio neoclásico perteneciente a la dominación inglesa.

Sitio arqueológico de Filipos

Patrimonio de la Unesco desde 2016

La antigua ciudad de Filipos se encuentra en el este de Macedonia en el norte de Grecia. Conquistada por Felipe II de Macedornia en 356 a. C., la ciudad creció y se convirtió en un centro minero. Pasada bajo el control de Roma en el 168 a. C., la ciudad se hizo famosa por la historia de las batallas del 42 a. C. en la que el ejército de los republicanos Bruto y Casio fue derrotado, y Octavio, el vencedor, elevó la ciudad al rango de colonia con el nombre de Colonia Augusta Julia Philippensis.

Filipos también es considerada la primera ciudad de Europa en ser evangelizada por San Pablo.

Sitios en espera de evaluación

Están a la espera de entrar en la lista de bienes protegidos los siguientes lugares.

Mapa

Sitios Patrimonio de la Unesco